Home Análisis Autoderrota Anunciada: Columna de Manuel Bartlett Díaz.
Autoderrota Anunciada: Columna de Manuel Bartlett Díaz.

Autoderrota Anunciada: Columna de Manuel Bartlett Díaz.

0

Como coordinador de la transición, Luis Videgaray anuncia acciones del próximo gobierno: reforma fiscal, reforma energética. Describe una reforma fiscal integral para fortalecer la capacidad del Estado, negando incrementar el IVA y una reforma energética simultanea, que permita la inversión privada en PEMEX. Iniciativas sumadas a la laboral pactada con Calderón, son la  profundización del modelo neoliberal.

Reformas estructurales que Peña ofreció lograr, “lo que no pudo la derecha”, autodefiniéndose por tanto, como de derecha, logros que requeriria el apoyo precisamente panista. No es extraño que Videgaray sea señalado como “El hombre del Presidente”, estereotipo del tecnócrata neoliberal perfilado como coordinador del próximo gobierno, en ese apoderamiento de lo político por el economisismo que ha gobernado el país con ese enfoque, desde Salinas y Zedillo, de manera directa, hasta Fox y Calderón, dirigidos por la dominante Secretaría de Hacienda que, vinculada estrechamente al Departamento del Tesoro norteamericano, ha mantenido el modelo de gobierno económico que hace de México una de las naciones más desiguales del mundo, estancada y dependiente económica y políticamente de los E.U. .

Videgaray nació en el D.F. (1968); Licenciado en Economía del ITAM, en 1994,  tesis: “El caso de la privatización de los puertos mexicanos”; Doctorado en MIT, Massachusetts, en finanzas públicas, tesis : “La respuesta fiscal a los choques petroleros”; asesor de Pedro Aspe en Hacienda; labora en  consultora financiera PROTEGO que le encarga ordenar la deuda pública del Gobernador Montiel, de ahí deviene mexiquense, al ser recomendado y nombrado en 2005, Secretario de Finanzas de Peña Nieto, cuatro años; propulsado después por este, ya fuerte precandidato a la presidencia, a la diputación federal y a la Presidencia de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, reservada generalmente a financieristas; renuncia en 2011 llamado para dirigir la campaña para Gobernador de Erubiel Ávila, candidato de Peña; finalmente Coordinador de su campaña presidencial. Supera hasta ahora en primacía, a los políticos mexiquenses y exgobernadores asociados. En sus incursiones a E.U., como vocero de Peña, ofrece abrir el petróleo a los intereses privados, obviamente norteamericanos.

El Gobierno, afirma, debe de actuar como dueño de PEMEX y no como recaudador, maximizando su valor, superando ataduras ideológicas y demás cliches privatizadores. La apertura de PEMEX se prepara ya en el Congreso, con la ubicación de operadores políticos en las presidencias de las comisiones de energía en Diputados y en Senadores, que repiten las mismas falacias. El Senador Penchyna dice en la Cámara Alta: Tiene que haber esa apertura. Creo que los mitos en los que no hay que caer es el debate trasnochado. Se puede combinar capital privado y público sin vulnerar la propiedad del Estado. Ninguna reforma hacendaria puede generar los recursos que requiere el sector energético. El Diputado Bernal en su Cámara dice: Hay que meterle la mano a PEMEX sin privatizarla. La Cámara  debe entrar en una discusión sobre la apertura, otros países ascienden en la competencia energética, mientras los mexicanos permanecen atados a lo que aprendieron en la escuela sobre el nacionalismo petrolero;  no hay recursos para dinamizar el sector, se necesita inyectar capital privado, asociado ¿Qué tiene que ver el nacionalismo con la asociación?

Estas afirmaciones de Peña para abajo, descalificando conceptos constitucionales fundamentales, de manera pedestre, vinculando a una reforma fiscal con la energética con inversión privada, sería una autoderrota como país. Anuncian una reforma fiscal que adelantan   insuficiente, seguramente  por no querer tocar intereses y privilegios y la entrega de la renta petrolera a corporaciones extranjeras, bajo la falsa premisa de carencia de recursos.

Fuente: El Universal.

Notas relacionadas:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *