Home Notas Venezuela, Ucrania y su petróleo
Venezuela, Ucrania y su petróleo

Venezuela, Ucrania y su petróleo

0

El senador por Arizona, y ex candidato presidencial republicano, dijo públicamente lo que están pensando muchos políticos en Washington: hay que preparar una “fuerza militar para entrar y otorgar la paz en Venezuela y, sobre todo, garantizar y proteger el flujo petrolero hacia Estados Unidos, cuidando esos recursos estratégicos”.

La violencia existente o el costo de esa aventura no le preocupa y de paso amenazó a otros países de la región: “es hora de terminar con esta piedra molesta en el zapato y con otras en Latinoamérica”.

Venezuela exporta a Estados Unidos cerca de un millón de barriles diarios, casi un 10% de lo que este país compra en el exterior. Además el país caribeño posee las mayores reservas mundiales de petróleo con 297.570 millones de barriles, según los últimos informes de 2012.

En la otra punta del mundo, los enfrentamientos en Ucrania han cobrado más de 75 vidas en choque entre manifestantes y policías (la mitad de policías) después que el presidente Víctor Yanukovich congelara el proceso de integración a la Unión Europea y se acercara más a la Federación Rusa.

Venezuela abastece de petróleo a Estados Unidos y Ucrania de gas a Europa, país por donde pasa el gasoducto que proviene de Rusia. Ya en años pasados existió un enfrentamiento entre Ucrania, Rusia y la Unión Europea por el peaje que cobraba el gobierno de Ucrania al pasaje del gas ruso, y el bajo precio que pagaba para su utilización en el país. Ese conflicto aceleró la construcción del gasoducto por el mar Báltico que llega directamente a Alemania.

Estados Unidos ha impulsado desde hace años una política de cerco a Rusia, logrando cambiar los gobiernos en la frontera, cortando el pasaje del gas y petróleo ruso a otras regiones, e instalando fuerzas militares en la frontera,  desde Georgia a las ex repúblicas soviéticas de Asia, pasando por Pakistán, Irak y Afganistán.

Ucrania ya fue partícipe de la “revolución naranja” a fines de los 90, pero el gobierno pro occidental surgido entonces perdió las elecciones ante el actual presidente, después que el gobierno presido por Víctor Yusnchencho se viera envuelto en un escándalo de corrupción que implicó a la primer ministra Yulia Timoshenko, hoy detenida y por la que Europa reclama su liberación.

Además, tanto en Ucrania como en Venezuela, dentro de la oposición aparecen grupos de extrema derecha que forman la punta de lanza en los enfrentamientos, buscando extender el conflicto y esperando una intervención extranjera directa.

Muchos de estos grupos son financiados desde el exterior, a través de fundaciones u organizaciones no gubernamentales. Quizás en Ucrania es más evidente el surgimiento de grupos neonazis (como en el resto de Europa) que asume protagonismo en estos enfrentamientos. Claro que no todos los que protestan lo son, pero ellos asumen el rol en los choques y se van quedando con la dirección del movimiento.

Fuente: Puente Sur

Notas relacionadas:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *