Home Análisis Sólo para abogados. Una columna de Carlos Meza Viveros
Sólo para abogados. Una columna de Carlos Meza Viveros

Sólo para abogados. Una columna de Carlos Meza Viveros

0

 

Para Carlos Sánchez Martínez

Con mi afecto y reconocimiento sincero

Recuerdo que siendo Secretario de Gobernación, recibí en mi oficina, en acuerdo formal, a diversos grupos de notarios con intereses encontrados con otros, solicitando la venia para ungir como Presidente del Consejo del Colegio de Notarios a su “gallo”. Jamás las presiones o sugerencias de los notarios hicieron que me decantara por el aspirante en turno. Las loas, los afectos y desafectos de quienes competían eran una constante. Carlitos Sánchez Castañeda, mi entrañable amigo, era el fiel de la balanza, aunque conocía los antecedentes de todos aquellos que aspiraban al cargo, entonces, nunca me dejé llevar por las recomendaciones de quienes de manera obcecada pretendían imponer al Presidente del Colegio de Notarios en turno. La ponderación, el análisis exhaustivo y el conocimiento del background de los aspirantes era imprescindible para emitir la opinión salida del Gobernador del Estado, Don Manuel Bartlett Díaz, y del suscrito, los conocíamos a todos, sabíamos de qué pie cojeaban, los unos, sedicentes impolutos y más macarras que nadie se ofertaban para ocupar el cargo. El año que transcurrió (2014) a la cabeza de Carlos Sánchez Martínez fue la mejor decisión de todas, joven responsable, conocedor de la política interna del notariado poblano, con una moral a prueba de fuego, permitió que su gestión transitara por la equidad y la defensa indeclinable de los intereses del notariado poblano. Es importante aclarar que dejé de ser notario y que en la actualidad mi señora esposa Hilda Torres Gómez ostenta la titularidad de la Notaría Pública 56 del Distrito Judicial de Puebla, lo que ha hecho con la probidad que exigen nuestras leyes y apegada siempre a los principios de ésta noble función.

Por unanimidad, los notarios poblanos decidieron que Verónica Morales Alfaro se convierta en la Presidenta del Colegio de Notarios. Enhorabuena por ella y felicito a todos los fedatarios por haber tomado tan atinada decisión, conozco a Vero, sé de su capacidad y de la madera de la cual proviene, entonces, debemos estar seguros que el Consejo del Notariado presidido por ella, acompañada de notarios y notarias de notable disposición para defender los intereses del fedatario se encuentra en buenas manos.

Mi amistad con su padre no es de ahora, fui Diputado en la etapa de su gobierno, coincidí y defendí sus políticas públicas, nadie lo puede negar, mis expresiones ácidas en contra de sus colaboradores es otra cosa, todo mundo tiene derecho a opinar, para ejemplo un botón, Carlos Arredondo Contreras se convirtió en el arroz negro de su gobierno y eso nadie lo podrá negar, lamentablemente su hijo forma parte de esta casta de fedatarios de manera inequitativa, que no inequitativa, pero eso es otra cosa. Así como aquél no faltan los negritos en el arroz de los que todos los notarios se quejan, aquellos que sin tener el derecho de ocupar el cargo de notario lo son, empero, estoy cierto que Vero sabrá equilibrar, poner en orden a los macarras del notariado que no hacen otra cosa que desprestigiar tan noble función.

Felicito a Don Melquiades Morales por haber dejado en manos de ésta joven talentosa la tarea de dar fe y certificar actos y hechos jurídicos propios de la función notarial que ya no ejerzo, porque la ejerce de mejor manera mi esposa Hilda Torres Gómez, (zapatero a tus zapatos). Mi tarea actual es la de litigar y defender los intereses de mis clientes y principalmente el asunto más importante en la historia de este País, la soberanía nacional en la grosera reforma constitucional de los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución General de la República y sus leyes secundarias encabezado por el mejor estadista de éste País y Senador de la República, Manuel Bartlett Díaz, esa es mi tarea y me siento orgulloso de ello.

Para seguir con el tema, felicito a Vero porque sé que su madera es buena, sólida, porque sé que es intransigible, porque sé que defenderá a capa y espada los embates y ataques en contra del notariado poblano, como lo he hecho, y me ofrezco desde hoy para convertirme en su aliado en todos los escenarios en los que el notariado poblano sea atacado, porque una de sus obligaciones es la de defender a sus homólogos cuando sean objeto de críticas y denostaciones impertinentes, mi solidaridad para Verónica Morales Alfaro por la atinada designación que el notariado poblano hizo en su persona. Mi reconocimiento para Carlos Sánchez Martínez por su prístina trayectoria en el encargo conferido. ¡Amén!

 

mezavcm.abogados@gmail.com.mx

Notas relacionadas:

DC

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *