Home Notas El indudable fracaso de la reforma energética VI
El indudable fracaso de la reforma energética VI

El indudable fracaso de la reforma energética VI

1

“En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle”.

Mahatma Gandhi

 Por el Licenciado Heberto Barios

Como hemos demostrar en los artículos anteriores de esta serie, la llamada reforma energética es una injusticia en contra de la Nación y en contra del pueblo mexicano,  ya que hemos dicho que se entregan valiosísimos recursos naturales  a cambio de espejismos y el resultado (hasta ahora) sólo ha sido baja en la producción de crudo, menores ingresos para el presupuesto, así como energéticos y combustibles cada vez más caros.

En un país, lamentablemente hundido en la corrupción, en la pobreza, en la inseguridad y en el autoritarismo, es lógico decir que si alguna iniciativa gubernamental quería ayudar realmente al país, hubiera realizado acciones con una ecuación diferente: combate a la corrupción + el combate a la pobreza + democracia y después intentar algunos cambios beneficiosos y reales  en el sector energético, sin que fuera necesario modificar la Constitución.

Aplicar tajantemente la RE tal como está aprobada (sin crítica ni consulta popular), es un verdadero y dañino desatino, que propiciará más corrupción, pobreza y autoritarismo. Toda vez que como se ha demostrado con los casos de la “casa blanca”, la casa de Malinalco y ahora las escandalosas propiedades de Nueva York de un ex secretario Técnico del Pacto por México, la corrupción es solapada, al menos desde las más altas esferas gubernamentales. La estrategia contra la inseguridad muestra también graves retrocesos en extensos territorios del país.

En este marco sería un desatino decir que la RE va a funcionar, por lo demás si le agregamos que participarán empresas extranjeras de verdadero corte imperial, las mismas que han convertido en un verdadero caos el Medio Oriente, así como los bajos precios de los hidrocarburos que ya han provocado  extensos recortes presupuestales, sobre todo en Pemex, que este viernes 13, definirá la concreción del recorte de 62 mil millones de pesos de su presupuesto (casi la mitad del total nacional).

La Ronda 1

Como muchos analistas, coincidimos que los cambios a la Constitución (no necesarios evidentemente) así como la creación de las leyes secundarias, se hicieron no para subsanar la inversión (ahora privada) en las áreas donde “carecemos de tecnología” y recursos para explorar  y explotar, como decían las iniciativas y promoción de la RE, sino para otorgar contratos (de todo tipo) en áreas, como las aguas someras en las cuáles Pemex ha sido reconocido como potencia mundial en producción y costos. Además, se llevaron a cabo, sin ninguna transparencia o explicación acerca de: 1. Criterios para iniciar las licitaciones en aguas someras, aunque se diga que por ser de crudo pesado, ¿está demostrado? y si fuera así ¿cuál sería la diferencia). 2. ¿Por qué contratos de producción compartida?, si siempre se dijo que no iba a entregar producto a extranjeros. 3. ¿Cómo se va a reconocer a Pemex con la inversión que ya ha realizado en los 14 bloques contractuales propuestos? (ver: “Ronda Uno, licitaciones sin transparencia”. El Financiero. 15dic2015).

Si mal no recordamos uno de los argumentos principales era el de “ayudar” a Pemex en áreas como aguas profundas y de lutitas, donde supuestamente no tenía ni capacidad ni experiencia ¡Que rápidamente se desdijo la Sener!

Por otro lado, este proceso de contratación (bastante opaco), propicia aún más corrupción y centralismo, ya que el Ejecutivo decidirá a quien le da el contrato o la licencia… y definirá también las condiciones de dicho contrato o licencia: si lo pagan en petróleo o en su equivalente en efectivo, con qué porcentaje y hasta el esquema fiscal aplicable (ver: “Y EPN dice…el petróleo soy yo”. Claudia Sheinbaum. La Jornada. 17ago2015).

Por lo pronto la Sener ha anunciado que no habrá producción de crudo por contratos o licencias ni en 2015 ni en 2016, y es difícil que en el corto o mediano plazo puedan verse resultados plausibles, ya que el ambiente adverso, a nivel nacional e internacional y los bajos precios del petróleo lo hacen más difícil, sobre todo ahora que estamos en una etapa de “precios geopolíticos”  (ver: “Los cinco precios del petróleo”. Alfredo Jalife Rahme. 2005) y que la industria manufacturera mundial comienza a sentirse cómoda con los bajos precios de la energía.  ¿Entonces cual era la prisa de implementar esta reforma energética en una lógica que atenta contra los intereses de la Nación?

La producción de crudo y los precios

Como dijimos en otros artículos, a un año de decretada la RE, todas las principales estadísticas de la industria petrolera van a la baja en lo que va del sexenio (tomando las cifras de 2012 a 2014): la producción de crudo ha bajado 5%,  el volumen de las exportaciones en 9%  y el precio promedio del crudo en 16% (en 2014) pero con el promedio en lo que va del 2015 en más del 50%.

La pérdida en la producción se debe precisamente al carácter extractivista e irracional de la explotación que se ha dado a los yacimientos, incluso inyectando nitrógeno a los mega yacimientos como Cantarell, acelerando su declinación natural y ante esto hecho real como la declinación acelerada, no hay reforma energética ni decretos que valgan. El impacto presupuestal (y su 1er. Recorte) se deberá al altísimo estimado del precio del crudo ( 79 dls/b) con el que se aprobó el presupuesto de 2015 (año electoral), cuando desde finales del año pasado era evidente que el precio iba a estar más bajo.

El valor de las exportaciones de hidrocarburos, ha perdido casi 11 mil millones de dls., a pesar de que en 2012 y 2013, el precio internacional promedio estuvo casi en los 100 dls./b y el saldo favorable en la balanza de hidrocarburos, ha bajado de casi 21 mil millones de dls. a 13 mil millones de dls., es decir decreció casi un 40%.

 

En base a lo anterior podemos decir que la gráfica siguiente sería la imagen del desempeño de la RE, a la baja.

grafica-01

La 1er. Barra y línea ( arriba) se refieren a la producción, las segundas  (en medio)  al volumen de exportación y las últimas (abajo) al precio internacional (dls./b) de la mezcla mexicana (MM).

La 1er. Barra y línea (arriba) se refieren a la producción, las segundas  (en medio) al volumen de exportación y las últimas (abajo) al precio internacional (dls./b) de la mezcla mexicana (MM).

A manera de conclusiones: a más de un año de haberse aprobado la RE, puede observarse, que se aprobó bajo premisas falsas (básicamente idolología neoliberal), primero debieron realizarse unas verdaderas cruzadas contra la corrupción y la inseguridad; fenómenos que lamentablemente ahora han hecho explosión en el país, así como una consulta popular y se modificarían artículos fundamentales de la Constitución.

La RE ha debilitado principalmente a Pemex, ya que la Ronda Cero lo limitó en su operación (a menos de la mitad de su capacidad actual (según cálculos propios), la Ronda Uno  contempla yacimientos fáciles y baratos en aguas someras para compartir producción, cuando el argumento era que la reforma era captar inversión y tecnología que Pemex no tenía, el recorte presupuestal va dirigido principalmente a Pemex y CFE (casi el 60% del total nacional) y es probable que sigan otros, tomando a Pemex como factor de ajuste presupuestal, a pesar de las promesas de Hacienda de “manos fuera de Pemex”.

Por el lado humano de la población, la RE sólo ha significado combustibles y electricidad más caros (1.9% de incremento en el gasolinazo de enero y la libertad a la SHCP que pueda dar otros) que representan casi el doble del precio del mercado internacional. Pérdida de ingresos nacionales por menor producción y precios a la baja del crudo, lo que ya ocasionó el primer recorte presupuestal y mayor centralismo, ya  que el sector energético es un asunto exclusivamente federal y al asignar el Ejecutivo (con toda la discrecionalidad que ello conlleva) los contratos y también la pérdida de  la seguridad en la propiedad de terrenos rurales y urbanos al haberse aprobado figuras como la ocupación “temporal” y las “servidumbres legales” de los hidrocarburos, desde la ubicación de gasolineras hasta la producción de crudo.

Como vemos la lucha contra la corrupción y la inseguridad por el rescate de Pemex y CFE de la opacidad son factores de ajuste presupuestal, así como de una consulta popular para la devolución a la Nación, el verdadero dueño del control irrestricto de los recursos energéticos, ¡tiene un vigencia plena!

Notas relacionadas:

DC

Comment(1)

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *