Home Notas Fórmulas lácteas fomentan la obesidad en México desde bebés: ONG
Fórmulas lácteas fomentan la obesidad en México desde bebés: ONG

Fórmulas lácteas fomentan la obesidad en México desde bebés: ONG

0

Las fórmulas para lactancia serían una de las causas para detonar la obesidad adulta en México, que no se están atendiendo con políticas públicas acertadas, señalaron expertos de diversas organizaciones no gubernamentales.

La asociación civil El Poder del Consumidor (EPC) sostuvo, con motivo de la semana de la lactancia, que las fórmulas para bebés tienen entre 28 y 54 por ciento de azúcares, por lo que el impulso de la lactancia materna, que contrarreste el uso de estos productos, aún es una tarea pendiente.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del 2012, el porcentaje de mujeres que no amamantan en México es de 85.6 por ciento. Esta situación lo posiciona como el país con menores índices de lactancia materna de Latinoamérica junto con la República Dominicana.

“Al no amamantar se priva al bebé de obtener todos los beneficios de la lactancia, aumentando los riesgos de diversas enfermedades”, explicó Fiorella Espinosa De Candido, coordinadora de salud de la organización, en entrevista con SinEmbargo.

Una investigación de esta organización que evaluó en 2013 a nueve fórmulas de lactancia que hay en el mercado, encontró que los altos contenidos de azúcar y las concentraciones de sodio estarían abonando para que los niños mexicanos crezcan con problemas de sobrepeso, ya que a diferencia de la leche materna, los azúcares de estos productos se absorben rápidamente debido a un ingrediente conocido como maltodextrina.

“Es muy preocupante que desde edades muy tempranas los niños consuman productos industrializados que contienen grandes cantidades de azúcar añadida, lo que va a provocar que desarrollen un gusto por los alimentos dulces. Y se ha asociado el consumo de azúcares a padecimientos como diabetes, resistencia a la insulina, obesidad y síndrome metabólico”, dijo Fiorella Espinosa.

En cuanto a los alimentos para bebés, el trabajo encontró que los altos porcentajes de azúcar se encontraban entre el 14 y 100 por ciento de la muestra de productos analizada. La misma situación que atraviesan los cereales, donde ninguna de las harinas refinadas contuvo el mínimo de fibra acorde con la norma oficial.

“En cuanto a los alimentos procesados. Las papillas saladas tienen un alto contenido de azúcar, las papillas que son a base de fruta tuvieron un contenido bastante mayor, hay papillas que tienen alrededor de un tercio del producto es azúcar, y en los jugos casi todo el producto la contiene”.

Esta realidad contravendría la disposición de la norma oficial 043 de orientación alimentaria que recomienda “no añadir azúcar ni sodio a los alimentos proporcionados a los lactantes”, citó un informe de los defensores de la salud alimentaria.

De acuerdo con especialistas, los estudios epidemiológicos han demostrado que los incrementos en sobrepeso y obesidad se observan incluso desde los primeros meses de edad.

Leer más en: Sinembargo.

Notas relacionadas:

DC

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *