Home Senadores Las glorias de la crónica deportiva nacional
Las glorias de la crónica deportiva nacional

Las glorias de la crónica deportiva nacional

0

 

  • El Senado de la República, como parte de los programas de la Comisión para dar Seguimiento a las Agresiones contra Periodistas y Medios de Comunicación en conjunto con la Liga Mexicana de Béisbol, el Consejo Mundial de Boxeo y la Federación Mexicana de Fútbol, se complacen en entregar trofeos

El periodismo deportivo mexicano es de los más reconocidos de habla hispana, son los cronistas enlace entre aficionados y campeones, testigos de historias, records y estadísticas con las que crean un estilo y sello propio para narrar cada partido, pelea o entrada que hoy son historias, mañana leyendas.

El Senado de la República rinde homenaje a tres de los máximos exponentes de la crónica deportiva:

  • ROBERTO GUERRERO AYALA

TROFEO “ING. GUILLERMO ALVAREZ DEL CASTILLO”

Nació en  Zamora, Michoacán, el 18 de febrero de 1951, desarrolló la mayor parte de su carrera en la capital de Jalisco, en donde es un reconocido Narrador y analista de Fútbol.

Debutó durante un partido entre Club Deportivo Irapuato y Club Deportivo Zamora, inició su carrera de TV en Canal 44 UdeG y se convirtió en una de las voces más emblemáticas de Televisa.

Sus inicios en la radio se dan cuando suple al cronista de segunda división, Raúl Ochoa García, con su particular estilo de analizar el futbol, inicia el programa “Futbolerías” que se convertiría en uno de los más populares de Guadalajara.

Con apoyo del cronista Don Fernando Marcos ganó el concurso nacional convocado por Telesistema Mexicano en 1966, lo que le dio la oportunidad de narrar el Mundial de Inglaterra-66 y más tarde incursionó en la crónica taurina junto a otra leyenda, don Paco Malgesto.

Recibió el  Galardón de la Asociación Nacional de Cronistas Deportivos por su inducción al Salón de la Fama de Guadalajara. Roberto Ayala Guerrero es la voz que analiza los partidos del Atlas de Guadalajara en el estadio Jalisco con su inconfundible estilo.

  • TOMAS “TOMMY” MORALES

TROFEO “ALEJO PERALTA Y DIAZ CEBALLOS”

Nació en el Consulado de México en Barcelona, España. Cursó estudios en escuelas de La Habana, Cuba y Ciudad de México. Cambió el Derecho por su pasión: la crónica deportiva.

En 1952 debutó como productor del programa “El Juego de Hoy”. En 1956 se inició en el diario deportivo La Afición, que dirigió Alejandro Aguilar Reyes “Fray Nano”,  colaboró por más de cuatro décadas con su famosa columna “Tommy al Bat” que, actualmente se publica en el diario deportivo Esto.

Tomás Morales ha escrito varios libros, entre ellos, Tommy al Bat, homónimo de su  columna, Los Grandes Juegos, La Historia de los Diablos Rojos del México y el más reciente, Honor a los Grandes, cuya principal idea, según su autor, “es rendir homenaje a las estrellas que dejaron sus nombres en los libros de nuestras Ligas y de las Mayores”.

Como narrador y comentarista de TV, transmitió con su exquisito e inigualable estilo las Ligas Mexicanas de Invierno y Verano, La MLB, así como varias ediciones de la Serie del Caribe y se convirtió en un ícono en la prestigiada cadena ESPN. Conocido también como “Mr. Béisbol”, decano de la narración en México junto a Pedro “Mago” Septién, es miembro del Salón de la Fama del Béisbol Profesional Mexicano al que fue inducido en 1990.

  • ALFONSO MORALES VILLELA

TROFEO “JOSE SULAIMAN CHIGNON”

Quien no conoce la célebre frase “Por la vía del cloroformo” no conoce al Dr. Alfonso Morales, un psiquiatra  al que atrapó entre sus cuerdas el deporte del box y la lucha libre y cuyo pintoresco estilo lo convirtieron en el cronista más famoso de la especialidad. El célebre “Doctor” es un legado de sus maestros Antonio Andere, Jorge “Sonny” Alarcón y el “Mago” Septién.

Nació un 4 de febrero en la capital mexicana y cuando se dio cuenta de que sus pacientes preferían saber más de la vida de los luchadores y boxeadores que exponer sus problemas decidió que era el momento de meterse de lleno a la televisión.

Testigo de las carreras de los máximos exponentes del boxeo, de Carlos Zárate y Wilfrido Gómez a Julio César Chávez y la “Chiquita” González, es una enciclopedia viviente de un mundo que pinta al mexicano con su parafernalia y tradiciones a través de esta disciplina.

Es tal su identidad con el pancracio, que incluso se llegó a creer que luchaba bajo la identidad de “Tinieblas”, pero el altísimo cronista demostró que su pasión está detrás del micrófono con un estilo tan audaz y coloquial que forjó ya una escuela de comentaristas que le emulan en cada función.

Fuente: Dominio Ciudadano. 

 

Notas relacionadas:

DC

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *