Home Notas Destrucción de manglares en Tajamar, auspiciada por gobierno de Cancún
Destrucción de manglares en Tajamar, auspiciada por gobierno de Cancún

Destrucción de manglares en Tajamar, auspiciada por gobierno de Cancún

0

 

La madrugada de este sábado 15 de enero, maquinaria pesada ingresó a los terrenos del malecón Tajamar en Cancún. Con estas acciones, protegidas por la policía federal inició lo que será el desmonte y relleno del manglar para preparar la construcción de desarrollos inmobiliarios, auspiciada por el Fonatur.

El Malecón Tajamar es una zona turística alrededor de la laguna Nichupté. Es ahí donde empresarios planean construir un complejo turístico inmobiliario de 70 hectáreas, de las cuales se han urbanizado ya 58, lotificadas y vendidas. Ello comprende el proyecto que contendrá la basílica católica de Cancún, desarrollos comerciales, estacionamientos, oficinas y 3 mil 600 viviendas.

Desde hacía meses que activistas mantenían una guardia permanente en el Malecón Tajamar, al menos 4 mil habían presentado una denuncia con firmas ante la Profepa, que hasta ayer había una suspensión de cualquier tipo de obra en la zona. Fueron los activistas quienes dieron aviso de la llegada de la maquinaria pesada acompañada de una fuerte presencia policiaca: se ha calculado que alrededor de 130 granaderos y otros elementos policiacos que protegieron la devastación de más de 59 hectáreas.

Alrededor de las 2:30 horas de la madrugada se reportó la entrada de un convoy de entre 50 y 100 camiones cargados de tierra y piedras con 50 máquinas custodiadas por la policía federal.

En la zona habitaban magle blanco y rojo, especies de protegidas por las normas oficiales mexicanas de conservación, además de muchas otras especies de animales también consideradas como especies en peligro de extinción incluidas en la norma oficial mexicana NOM-059 de la Semarnat, entre ellas la rana leopardo, la iguana rayada, cocodrilos Moreletti (que habían tenido crías recientemente), así como garzas y aves que debido a la migración habían llegado este invierno.

Roberto Borge, gobernador priísta de Cancún comunicó que el chapeo y desmonte se realizaron “con apego a la ley, luego de que un juez federal dejara sin efecto una suspensión provisional que se otorgó a un grupo de ciudadanos contra el proyecto.”

Borge declaró también que la Semarnat a través de su Dirección General de Impacto Ambiental otorgó la manifestación de impacto que permite realizar trabajos en la zona a Fonatur, (Fondo Nacional de Fomento al Turismo).

Bajo la justificación de la generación de empleos y las entradas monetarias que genera el turismo en el país, Borge indicó que este tipo de proyectos han sido los que han permitido que quintana Roo tuviera el liderazgo turístico de México aportando el 50% de divisas turísticas del país. El gobernador ofreció respaldo total a los empresarios e inversionistas que trabajan en el desarrollo de estos proyectos. La zona de la Riviera Maya ha sido devastada por los proyectos ecoturísticos, la mayoría pertenecientes a la iniciativa privada extranjera, que si bien provee de empleos a las poblaciones cercanas, es conocida por su falta de apego a las regulaciones de derechos laborales y ambientales. Además, las condiciones socioeconómicas producto de los desarrollos turísticos, lejos de favorecer a las poblaciones locales, les segregan (impidiendo su acceso a las playas públicas y a centros recreativos hoy privatizados) y explotan con bajos salarios y malas condiciones de trabajo, sobre todo en la industria de la construcción.

Representantes de grupos ecologistas han reportado que aún hay procesos judiciales en marcha y que la Profepa aún no levanta la suspensión colocada en diversos predios de Tajamar, que ya han sido devastados este fin de semana. La acción de este sábado fue una orden del edil de Cancún, Paul Michell Carrillo de Cáceres, cuya decisión se es considerada como un abuso en complicidad con autoridades del Fonatur.

Ciudadanos han convocado a varias manifestaciones, en una de ellas realizada la mañana del sábado, algunos de ellos evadiendo vallas y policías ingresaron al malecón para documentar el ecocidio. Una mujer fue esposada.

Desde esa tarde, ciudadanos y activistas ambientales se manifestaron en el Malecón Tajamar, ubicado en avenida Bonampak. Convocaron también a una movilización para este domingo a las 9:00 hrs.

“Hoy, un sitio de convivencia familiar esta sitiado por al menos 200 elementos policiacos, mientras al fondo se escuchan las maquinas devastando la vida natural”, publican ciudadanos de Cancún, en sus muestras de rechazo al ecocidio perpetrado por inmobiliarias y gobierno en complicidad.

Fuente: Regeneración.

 

Notas relacionadas:

DC

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *