Home Análisis “LA REPÚBLICA DEL TEATRO”. Una columna del Senador Manuel Bartlett
“LA REPÚBLICA DEL TEATRO”. Una columna del Senador Manuel Bartlett

“LA REPÚBLICA DEL TEATRO”. Una columna del Senador Manuel Bartlett

0

Peña Nieto, el 5 de febrero, en el “Teatro de la República”, celebra el Centenario de la Constitución. Lee su discurso: “los constituyentes sintetizaron… los valores del pueblo mexicano: soberanía, libertad y justicia; democracia e igualdad, que nos han unido a través del tiempo; sus aspiraciones: justicia social, derecho a la educación, equidad en las relaciones laborales… Es nuestro proyecto de Nación”. Sin embargo, justifica sus reformas: “en la diversidad, división de poderes, pluralidad, consensos para mejorar educación, impulsar competencia en sectores estratégicos del desarrollo nacional, transparencia, anticorrupción, rendición de cuentas, justicia”. Afirma: “el Centenario ocurre en una coyuntura difícil. Los paradigmas sociales, económicos y políticos, a nivel internacional, están cambiando. Frustración, temor, incertidumbre, extendidos en todos los continentes. México está a prueba. Momentos cruciales, desafíos del exterior y del interior. Ante lo cual –Peña continúa- son tiempos de decisiones que llaman a la Unidad como sociedad, como nación, para encontrar juntos soluciones a las exigencias”. Sin explicar la “coyuntura difícil”, vuelve a la muletilla: “los valores fundamentales de la Constitución, son sustento de unidad nacional para consolidar la democracia como sistema de vida, de constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo -artículo 3º  deformado-; derecho a un trabajo digno y socialmente útil; para que la estabilidad económica y financiera sea la base más sólida del desarrollo nacional”. Finalmente informa: “Vivimos una nueva Era, circunstancias mundiales y nacionales muy diferentes a las de 1917. En 2017, creemos en una economía abierta,  competitiva, en los mercados globales”.

Injerta así, sus valores neoliberales pero acude –nueve veces- a los “valores” del pueblo mexicano, síntesis histórica, “nuestro Proyecto Nacional”, cuando las “reformas estructurales” que impulsó vía el “Pacto por México” y sus acciones desde hace cuatro años van en contra de dichos valores: “soberanía”, entregada a los intereses de EU, claudicación frente a Trump; “Libertad”,  controversia constitucional contra derechos de las audiencias; “Justicia”, cuando ha extirpado todo lo social de la Constitución; “democracia”, violando derechos humanos, denunciado por la ONU; “Igualdad”, con un millón de pobres más cada año y la riqueza de México cada vez en menos manos. División de poderes falsa: por medio del “Pacto”, el Ejecutivo cooptó al Congreso  y Poder Judicial negándose a exigir  constitucionalidad al Congreso; reforma “educativa”, mandato de la OCDE,  privatizadora,  contra maestros; “telecomunicaciones” en favor de la dictadura mediática y su entrega al 100% a extranjeros; “energética”, concesión a transnacionales crimen contra nuestro desarrollo, sistema anticorrupción tramposo, aún pendiente a cuatro años de prometido. La coyuntura “difícil”, el paradigma social, económico y político cambiante, es la crisis de su modelo neoliberal. La frustración, temor e incertidumbre, que señala, son producto de la injustica social, la ausencia de oportunidades, la corrupción. México no está prueba,  como afirma. Está a prueba la subsistencia de su gobierno, ante un pueblo que despierta e inicia el reclamo por abusos, en todo el territorio nacional; los desafíos externos son por la dependencia y entrega a EU, que ha profundizado. Las reformas neoliberales han destruido los logros sociales, industriales, económicos de la Constitución de 1917. Peña aplica “a raja tabla” los valores  neoliberales, contrarios a los de la Constitución de 1917, que repite una y otra vez, por lo que no pueden sustentar la “unidad” que reclama –trece veces-. Un Presidente hundido en 12% de aceptación, por su política neoliberal fracasada, impopular, afirma: “no perdamos de vista hacia dónde vamos; mantengamos el rumbo, sin distracciones, ni extravíos”; cuando precisamente, lo que está en crisis es el rumbo que le ha impuesto a México durante cuatro años. Por eso, busca credibilidad en los mismos valores constitucionales que ha vulnerado. ¿Teatral?

MANUEL BARTLETT DÍAZ

SENADOR DE LA REPÚBLICA

@ManuelBartlett

Notas relacionadas:

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *