Home Senadores Ana Gabriela Guevara niega perdón a su agresor
Ana Gabriela Guevara niega perdón a su agresor

Ana Gabriela Guevara niega perdón a su agresor

0

Boletín de prensa

 

  • Niega Ana Gabriela Guevara haber otorgado perdón a su agresor. Se benefició de una salida alterna contemplada en el Código Nacional de Procedimientos Penales

El día 11 de diciembre de 2016 aproximadamente a las 19:30 horas, Norma Karyna Rincón y yo, fuimos víctimas de una artera agresión por parte de Fabián España Moya y sus acompañantes varones, como resultado de la misma, permanecí tres días hospitalizada y tuve que ser intervenida quirúrgicamente.

A 5 meses de la agresión, el día lunes 15 de mayo, a solicitud de la defensa de Fabián España Moya, se celebró la audiencia de solicitud de suspensión condicional del proceso a prueba. El Código Nacional de Procedimientos Penales (Artículo 191 a 200) establece esa atribución a los acusados.

El Juez decidió conceder la petición toda vez que el acusado, Fabián España Moya, aceptó someterse a ciertas condiciones y estableció la forma de reparación del daño.

Ante la solicitud de suspensión condicional, en nuestra calidad de víctimas, a través de nuestros asesores jurídicos, nos opusimos de manera fundada, para ello tomamos en cuenta lo señalado en diversos documentos, entre otros: “ESTADÍSTICAS A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER (25 DE NOVIEMBRE)”, de fecha 23 de noviembre de 2016, así como el del año 2015, emitidos por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En sendos documentos se establece que: con base en el resultado del trabajo conjunto del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se diseñó la ENDIREH 2011 (Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares), teniendo los siguientes resultados:

“En 2011, 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más declararon haber padecido algún incidente de violencia, ya sea por parte de su pareja o de cualquier otra u otras personas”.

“Las mujeres más expuestas a la violencia de cualquier agresor son las de 30 a 39 años: 68% ha enfrentado al menos un episodio de violencia o abuso. En el Estado de México el 73.4 por ciento”.

“Asimismo, 45% de las mujeres declaró que al menos una vez ha sido agredida de diferentes formas por personas distintas a su pareja: ya sea por familiares, conocidos, o extraños en diferentes espacios”.

Recordemos que fue en el Estado de México en donde fuimos agredidas.

Le señalamos al Juez que esa información constituye un dato duro que hace inferir que la violencia contra las mujeres es un problema de estructura social, que no se trata de actos aislados sino de un patrón sistemático de violencia contra nosotras, o cómo nos explicamos que 63 de cada 100 mujeres de 15 años y más han experimentado al menos un acto de violencia de cualquier tipo.

La violencia contra la mujer es por el hecho de serlo, se presenta porque se nos considera un objeto o una posesión que conduce a la dominación de la mujer y a su discriminación, evitando el desarrollo de sus potencialidades y sus posibilidades de participación en el sistema social.

Le recalcamos que en este momento histórico de desbordada violencia contra las mujeres, permitir salidas jurídicas alternas no hace más que fomentar la violencia en contra de las mismas y desincentivar  la denuncia de este lacerante delito.

No obstante nuestra oposición, el Juez determinó otorgar la suspensión condicional del proceso a prueba en favor de Fabián España, durante un periodo de 6 meses, en este tiempo deberá cumplir con 9 condiciones que le fueron impuestas entre las cuales figuran; asistir a terapia psicológica, no acercarse a Norma Karyna Rincón o a mí, realizar trabajo comunitario, no portar o poseer armas de fuego, no conducir vehículos, reparar el daño, así como el otorgamiento de una disculpa pública.

La disculpa pública se dio en la audiencia, reconociendo habernos agredido, señalando que se encontraba arrepentido de las lesiones que nos causó y que se sometería a las condiciones que le fueron impuestas por el Juez.

Queremos recalcar que no hubo un acuerdo u otorgamiento de perdón a nuestro agresor. Aunado a que todavía está pendiente la culminación de otro proceso en su contra por el delito de daño en propiedad ajena. De igual, forma hay un proceso por el delito de lesiones en contra de otro de nuestros agresores.

También queremos recalcar que nuestro interés no fue que Fabián España se quedara en prisión, sino que llegara a juicio; él estuvo en prisión preventiva por una “estrategia de su defensa”, no por petición nuestra. Lo único que buscamos con este proceso es que las personas se sometan al Estado de Derecho dado que éste constituye la base de nuestra convivencia armónica y pacífica.

Por último, queremos ser enfáticas en señalar que las mujeres vivimos con miedo en nuestro país, pues cada día miles de mujeres son agredidas física o verbalmente en las calles y en sus hogares y, la gran mayoría no denuncia. Este hecho obedece a múltiples factores, entre ellos la falta de confianza en las autoridades, el temor de ser revictimizadas y el miedo a sufrir represalias por parte de su agresor.

Como víctimas de un delito, queremos decirles a las mujeres que han vivido episodios de violencia que no se queden calladas; entendemos la desconfianza en el sistema de justicia de nuestro país y, sabemos que existen precedentes que nos hacen perder la confianza en las instituciones de nuestro México, la única forma de hacernos visibles es denunciando, la única manera de evitar que los agresores sigan impunes es acudiendo a las instituciones del Estado para exigir que se haga justicia, se nos repare el daño y se nos garantice la no repetición.

Agradecemos las muestras de apoyo y el espacio brindado por diversos medios de comunicación. Esto no concluye aquí, creemos en las instituciones de nuestro país y sabemos que la única forma de afirmar el derecho es sometiéndose al mismo.

 

 

 

 

Notas relacionadas:

DC

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *