Home Senadores Gobierno de Peña tiene a México peor que una guerra declarada Sen. Sansores a Osorio Chong (video)
Gobierno de Peña tiene a México peor que una guerra declarada Sen. Sansores a Osorio Chong (video)

Gobierno de Peña tiene a México peor que una guerra declarada Sen. Sansores a Osorio Chong (video)

0

Palabras de la Senadora Layda Sansores San Román durante la comparecencia del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong por el quinto informe de gobierno de EPN

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Layda Sansores San Román, del Partido del Trabajo.

La Senadora Layda Sansores San Román: Señor Presidente.

Senadoras y Senadores.

Señor Secretario de Gobernación:

Señor Secretario, ¿qué le pasó? ¿Se le hizo tarde? Su comparecencia era a las 12 del día, pero del 20 de octubre de 2016.

Peña dice en su informe que México está mejor, menos pobres, más empleo, mejor educación, más seguridad, respeto a los derechos humanos. Es un mitómano.

En México para sobrevivir, sobre mueres.

Usted habló de seguridad, no habló de gobernabilidad, ni de Estado de derecho, hizo bien porque no existe. Me hubiese gustado que hablara de la dictadura mediática que ejerce con mano férrea.

Fusionar la Secretaría de Seguridad, con Gobernación para un mayor control político. Ambiciones.

Como lo dijo el Senador Bartlett en 2012, aquí en este Senado, que sería una aberración, y tenía razón.

El éxito no se mide por la buena voluntad, se mide por resultados, y aunque vengan aquí con discursos que son verdaderas fallas patéticas del servilismo y la lambisconería de los Senadores. Que si usted muy trabajador, que es buen papá, que no se enferma, todo eso está muy bien. Pero el resultado es que usted fracasó, eso es lo que cuenta.

La Secretaría de Gobernación es su Waterloo, y la de seguridad su tumba.

Usted dice que dialoga, sí, dialoga, dialoga poco. Ah, pero qué tal escucha a periodistas, adversarios a través de Pegasus, y de una gran red de espionaje. Pegasus sólo se vende a gobiernos, transparente el costo, díganos ahora de software y los nombres de todas sus víctimas. ¿O qué, Aristegui y los defensores de los derechos humanos amenazan la seguridad nacional? Espiar es un acto fascista, y aunque mire para otro lado, es usted fascista.

Peña Nieto dijo, reconocemos que en 2016, yo creo que estaba muy enojado, y que para que diga esto él, que en 2016 y 2017 la delincuencia ha cobrado nuevamente mayores espacios donde dejó de haber violencia, nuevamente vuelve a haber, lo dijo él, no lo dijo ningún crítico. 33 mil desaparecidos, más que en la dictadura de Pinochet, la era Peña supera los 63 mil muertos; de Calderón con 75 mil 500.

El Instituto Estratégico de Londres reporta que en 2016 tuvimos 23 mil muertos, e Irak tuvo 17 mil, peor que en una guerra declarada. Y usted viene aquí y parece que vive de la nostalgia.

Pero por qué no hablan del 2012, el 2013 y el 2014, ahí bajó la delincuencia porque, señor, vivimos en el presente, y lo que está sucediendo, lo que sucedió en el 2016, y ahora en el 2017 donde vamos por más, y hoy encabezan los periódicos la cifra de 2 mil 371 homicidios en el mes de octubre, ¿cómo no puede uno criticar el fracaso en materia de seguridad?

Y no se diga de periodistas, en el pódium, tercer lugar. Sólo arriba de nosotros Siria e Irak.

El mecanismo de protección para los periodistas no funciona. Es más, es peor activarlo que no activarlo.

¿Cuál es el protocolo de protección y cuál es el seguimiento que se sigue para evitar que sigan asesinando a los periodistas?, ¿y cuál Policía Federal capacitada?

Mire, el CIDE publicó hasta 2014 el índice de letalidad, que es decir cuántos muertos hay por cada herido, brutalmente alto, superior a la guerra de Vietnam, que alcanzó a 4 muertos por 1 herido.

El Ejército lo duplica, 9 muertos por un herido.

Su Policía Federal tan capacitada, 25 muertos por cada herido.

Y la Marina, la reina, 74 muertos por un herido; o sea, por cada bala un muerto, ni los crímenes de guerra.

Y como en los tiempos de Porfirio Díaz, “mantenlos en caliente”.

Se queja como Peña que no hay reconocimientos para la policía, pero ustedes son los responsables, ellos obedecen sus órdenes autoritarias.

La recomendación expedida hace unos días, la semana pasada a la Policía Federal, a su titular, y como quien dice a usted que es el responsable, a favor de 89 víctimas que interpusieron su queja por la represión en el Zócalo, el 20 de noviembre de 2014, por manifestarse pacíficamente a favor de los jóvenes de Ayotzinapa, evidencia el uso desmedido e innecesario de la fuerza policíaca.

Ustedes quieren lograr seguridad con balas y no con inteligencia.

El Almirante del Comando Norte declaró en el Senado Norteamericano, ahí se consigue la información, aquí no, que en 2014, que era un mito histórico que el gobierno de México comprara al Pentágono mil millones de dólares en armamento, “esto contribuirá, dijo el Almirante, a la seguridad nacional de los Estados Unidos de Norteamérica”.

Bravo, irresponsable que confundan sexenio con semestre, y quieran venir hoy a imponer una Ley de Seguridad Interior, sería un paso gigantesco para militarizar el país.

En ningún país desarrollado los ejércitos la hacen de policías o son usados para enfrentar a los ciudadanos, y deje de repartir culpas, que si los policías municipales, que si los gobernadores, usted se había comprometido a capacitar a la Policía Federal para que el Ejército en las calles solamente estuviera un determinado tiempo.

No cumplió, así que hoy, por favor, déjenos en paz, que otros vienen a hacer la tarea que ustedes no tuvieron la capacidad de hacer.

Porque cuidado ¡eh! Al militarizar el país también ustedes entregan la seguridad nacional al esquema de Estados Unidos violando a la soberanía nacional, y eso sería más grave, usted es el responsable de la seguridad civil, defiéndala.

Su jefe es un cínico, el presidencialismo autoritario y corrupto en todo su esplendor, y ahora resulta que el pobre Peña se siente acosado, víctima de los ciudadanos.

Peña tiene a México escupiendo rabia, él es quien acosa al pueblo saqueándolo, reprimiéndolo, descabezando instituciones.

¿No hay procuradores? Bueno, tampoco hay Presidente.

Haciendo fraude tras fraude indigna los actos delincuencias de la Cosa Nostra instalada en Los Pinos, y no lo pueden negar, la corrupción y la impunidad que gozan sus cómplices y asociados tiene a México partido en tajos y dice que le hacen bullying, incorrecto ¡eh! es acoso, son expresiones de una persona que está perdiendo el juicio.

¡Ay!, el respeto a los derechos humanos.

Atenco, en tantos años, no existe un solo sentenciado, es una vergüenza ante la Corte Interamericana; mujeres inocentes, violadas y llevadas a una cárcel de máxima seguridad; representantes de Peña declararon en la Corte que están investigando.

Muy sencillo, que recurran a la crónica de la visita de Peña en la Ibero ante estudiantes que lo repudiaban, él se ufanó plenamente que era responsable de los hechos y que si era necesario volvería a hacerlo, él es el responsable confeso, qué más buscan.

Y Nochixtlán, 19 de junio, un plan perverso con el fin de reprimir a los maestros, quienes apoyados por el pueblo protestaban contra la reforma educativa. La Policía Federal estuvo en Nochixtlán, fue quien disparó con armas largas.

11 muertos, 94 heridos de bala; ningún federal fue herido de bala. Y después de año y medio nos salen que un jefe policiaco es el responsable de la matanza.

¿Qué él se mandaba solo?

No, señor Chong, todos los muertos son de Peña.

Solamente díganos cuántos vasos de sangre le tocan a usted beber.

Y primero, Senador, infórmate, estoy hablando de Nochixtlán y Ayotzinapa, increíble que en el hecho más trágico y cruel que nos ha tocado vivir ustedes no tienen respuesta.

La desaparición de los 43 conmovió al mundo, muestra el colapso del Estado de derecho a la represión gubernamental, la impunidad, la injusticia. Ustedes se han dedicado a encubrir al ejército, a las policías municipales, estatales, federales; Senadores pedimos a Murillo Karam, que investigara especialmente el caso de Julio César Mondragón, hijo de maestros, el más ideologizado, dibujaba ojos, tal vez para sustituir los que a él le arrancaron, su tortura fue infinita.

¿Por qué, por qué tanta saña?

Ayotzinapa es un crimen de estado, Peña y usted sabe quiénes son los culpables, y en su acto de vileza y ruindad no decirles la verdad a los padres.

Qué se siente, señor Osorio Chong, cuando ya no importa nada, cuando los alcanzó el valemadrismo, cuando no los conmueve ni la indignación del pueblo ni el coraje y el dolor de los padres que buscan a sus hijos en las sombras.

Señor Secretario, ¿dígame, qué siente no sentir?

Hoy se avivan tantos fuegos no apagados: ABC, Apatzingán, Tlatlaya, Tanhuato, feminicidios, migrantes sembrados en fosas y lágrimas; usted como responsable de protección civil presume lo que hizo la ciudadanía, ¿pero dónde estaba usted o qué, también se le hizo tarde?

Porque protección civil debió coordinar los sectores para el rescate, pero como Ponchong Pilatos, se lavó las manos, y entregó la responsabilidad a las fuerzas armadas, que no están entrenadas para esta tarea.

Y Peña Nieto sigue promocionándose, es una bofetada para quienes el temblor después de dos meses mantiene en la calle sin casa, sin agua, sin trabajo; ha gastado inútilmente 36 mil millones para reconstruir su rostro, que no tiene remedio; saben, es un millón de pesos por hora lo que gasta Peña Nieto, debía de indignarnos en un pueblo con tantas carencias.

Y aprueban 28 mil millones para reconstruir 180 mil viviendas y levantar pueblos en ruinas.

Díganle que ya no queremos verle la cara, y mucho menos que Peña nos la vea.

Afuera hay 40 mujeres de Juchitán damnificadas que solicitan una audiencia, a ver si con su intervención el gobernador les recibe, no que todos muy bien atendidos, porque si no, pues tendrán que venir a ver si aquí en la Ciudad de México los atiende.

Peña es un corrupto de ligas mayores, los sobornos de Odebrecht, de OHL, la espada maestra, desvío de dineros públicos, México exige se transparenten los donativos del extranjero y los fondos para desastre, porque se sospecha que transan con ellos; aquí nos dice, que no, que lo manejen los particulares, que hay fideicomisos, pues exhórtelos a que lo transparenten, porque la percepción ciudadana es que no saben qué se ha hecho con esos fondos.

Y la reconstrucción tan cacaraqueada no se nota claramente. Y no vengan con que las viviendas, como decía Dolores, serán financiadas con cómodos abonos durante años.

Dice Claudia Sheinbaum, ahora resulta que el gobierno convertirá los damnificados en deudores como se llama a los esclavos de la era neoliberal.

México negocia el Pacto Global para la migración segura, pero los migrantes desde que arriban al territorio, sufren todo tipo de violencia.

Peña asegura que la infancia es prioridad, ah, pero cuando se trata de derechos de niños migrantes, de la infancia migrante deja, aquí está la iniciativa en la congeladora del Senado, ha aumentado en 900 % la detención de niñas y niños migrantes, y los encarcelan de forma inhumana aquí; no le piden nada a Trump.

Hace unos días un retén acribilló a una camioneta con migrantes, mataron a un niño de 10 años.

Ahí andaba todo mal, y para colmo parió la abuela, se descubrió el milagro hidalguense, 9 empresas cuando la experiencia en licitaciones federales pasan de cero a 63 contratos federales; de cero a 2 mil 560 millones de pesos, y, actualmente gente de toda, toda su confianza está en el ojo del huracán.

Usted está bajo sospecha de tráfico de influencias, y usted mismo, si no tiene cadáveres en el closet, debería exigir que sean investigado, ya no por respeto a la ciudadanía, sino por conveniencia propia, presume hace un rato impoluto, pero hasta ahora no ha podido explicar cómo es que rentaba una casa en Las Lomas a su contratista predilecto, Carlos Sosa, el síndrome de la Casa Blanca.

Bueno, nos pasamos escuchando sus respuestas, evasivas y defensivas, y llamó demagogo a un compañero equivocada a una Senadora, ubíquese, señor Secretario, usted viene aquí a rendir cuentas, no a contarnos cuentos, y menos a sancionar a los Senadores.

Y ya termino, para los que les urge ir a comer la barbacoa.

Habrá que legislar para que en las comparecencias en las que se jura hablar con la verdad, funcionarios que omitan, mientan o vengan a contarnos sus fantasías, tengan la debida consecuencia.

México está herido, y sin intermitencias gotea sangre fresca, pero este gobierno insensible parece decir lo que en una canción, México está bien mal, sólo se está desangrando.

Convoco, como decía Neruda, a que no miren hacia atrás, hacia su casa muerta, y su patria rota; a la calle todos los que tengan dignidad, que ya es la hora, a caminar cuerpo, y en el 2018, demostrarles que vivimos, que somos el comienzo de un amanecer, aún hay aire para que las alas vuelen, hay buen viento, nosotros, nosotros venceremos.

Felicidades lambiscones.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora Sansores.

Notas relacionadas:

DC

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *